Nuestra señora de las nubes

De Arístides Vargas

Foto de Nuestra señora de las nubes
Foto de Arístides Vargas

Arístides Vargas

Ha dirigido importantes grupos y compañías en México, Costa Rica, Nicaragua, España, Ecuador y otros, entre las que destacan la Compañía Nacional de Teatro de Costa Rica, el grupo Justo Rufino Garay de Nicaragua, el grupo Taller del Sótano de México, la compañía Ire de Puerto Rico, etc. Es fundador de uno de los grupos más prestigiosos de América Latina: el grupo Malayerba de Ecuador, que dirige en la actualidad. Entre otras, es autor de las siguientes obras: “Jardín de Pulpos”, “Pluma”, “La edad de la ciruela”, “Donde el viento hace buñuelos”, “Nuestra Señora de las Nubes”. Sus obras se representan en América Latina, Estados Unidos y Europa. Ha sido traducido al inglés, francés, portugués y alemán.
Foto de María del Rosario Francés

María del Rosario Francés

Nace en Pamplona España, 15 de diciembre, 1949. Licenciatura en Filosofía Pura en la Universidad de Navarra, España. Estudios teatrales en el T.E.I, Madrid, España, en la Universidad de Middlesex, Londres, Inglaterra. En 1979 funda el Grupo Malayerba, Quito, Ecuador. Fundadora y directora del Laboratorio Teatral del Grupo Malayerba. Ha trabajado en la dirección actoral de cine en las películas “La Tigra” y “Entre Marx y una Mujer Desnuda” de Camilo Luzuriaga. En televisión, dirección actoral de la película “En un Rincón del Alma”. Directora de las obras teatrales “Robinson Crusoe” y “El Señor Puntilla y su Criado Matti”; directora actoral de todas las obras del repertorio del Grupo Malayerba.

Dirección: Arístides Vargas. Intérpretes: Arístides Vargas y María del Rosario Francés

Nuestra Señora de las Nubes, es la reconstrucción de un pueblo perdido en la memoria a través de dos personajes, Bruna y Oscar, dos exiliados, o desplazados, o emigrados, o como se quiera denominar a los que, por una u otra razón deben abandonar ese espacio emocional llamado país.
Estos exiliados se encuentran en diferentes momentos, en los lugares imprecisos de la memoria, y van construyendo los espacios donde creyeron haber vivido experiencias de vida tan importantes como para formar una identidad; la comarca perdida para siempre, y que ellos llaman Nuestra Señora de las Nubes, es asediada por el tiempo y el olvido, ellos solo cuentan con algunos recuerdos que van ordenando y desordenando para evitar que la desmemoria haga presa definitiva de la vida pasada y ya no puedan volver nunca más al lugar de los afectos.
Evidentemente, el mito del exilio, se entronca con otros mitos como el del paraíso perdido, o la búsqueda incesante de Ulises de la Ítaca que, de alguna manera, le devolvería la felicidad que los dioses, a modo de castigo, le quitaron; este castigo consiste fundamentalmente en una expulsión definitiva de una cotidianidad afectiva: familia, comunidad, mitos comunes, cultura, etc., expulsado por el poder omnímodo de los que creen tener la razón o que no aceptan las razones de los otros, la negación de lo otro, de lo diferente, es el fundamento esencial del castigo del exilio.
Oscar y Bruna recurren a la memoria, y al ejercicio libre del recuerdo, de lo específicamente vivido y lo específicamente olvidado, a punto de no distinguir entre lo que la memoria guarda como verdad de vida, y la invención de lo aparentemente vivido; ellos necesitan recordar para que el castigo del exilio no sea consumado, para que el olvido, como método de expulsión, no triunfe.
Inventar un pueblo, con sus personas decentes como la Abuela y Memé, como Irma, como Juan y Soledad y otros, con sus personas mediocres como Don Tello, el Gobernador y la Gobernadora, es la tarea que la imaginación de Oscar y Bruna realiza para huir del castigo, y huir con alegría, con la risa, porque el humor de estos dos personajes hace que la tristeza que persigue a los que están afuera no los alcance, no los anule, que la pena sea cuestionada por la risa franca de los que perdieron todo menos las ganas de reír.
Nuestra Señora de las Nubes, es una obra contra el olvido de lo que somos como comunidad y como seres humanos, para que nuestras señas particulares no sean borradas, esto hace que esta obra se ponga en escena en diferentes países, a lo largo y ancho de América Latina, diferentes grupos, diferentes actrices y actores, han realizado esta obra para decir somos alguien, tenemos voz y rostro, tenemos una cultura, somos alguien.

Vestuario y utilería : José Rosales. Iluminación Gerson Guerra. Música Alberto Caleris. Producción Paulina Tapia

Sin Barreras de Boletería!

Próximas Funciones

❤️

Se han programado hasta la fecha 2 funciones de esta obra en nuestra sala.

Historico de Funciones

22/09/2016 | 23/09/2016 |

Ayudanos a Difundir

Compartí con amigos en tus redes para que no se pierdan este espectáculo!

¿Cómo llegar?

El Galpón de las Artes esta ubicado en Jujuy 2755, entre Garay y Rawson, Mar del Plata. Reconocerás rápido la sala por el mural en mosaicos del frente, y las luces que brillan sobre el piso de la vereda. La sala cuenta con rampas en ingreso y baños accesibles.

Mapa El Galpón de las Artes